Píldoras de auténtico (1)

12.06.2018

Publicado por: Cámara de Comercio e Industria Italiana para España (CCIS)

En este nuevo espaciovamos a presentar a algunas empresas italianas del sector agroalimentario especialmente comprometidas con la calidad y autenticidad de sus productos.

De este modo, queremos abrir una ventana sobre los procesos, el trabajo y las personas que están detrás de la excelencia de algunos de los productos más emblemáticos de la gastronomía italiana.

"Il tartufo di Paolo"

En este primo artículo, Irene Menichini, hija de Giampaolo, titular de"Il tartufo di Paolo", nos presenta esta empresa de Umbria, región del centro de Italia, especializada en la producción y distribución de la mejor trufa del territorio y que participó con su propio stand en #PassioneItalia 2018, el gran evento de promoción de Italia en España (Matadero Madrid, 1-3 de junio).

irene Menichini en #PassioneItalia 2018
irene Menichini en #PassioneItalia 2018

De pasatiempo a...empresa

Todo empezó con la pasión del titular por los perros y los paseos al aire libre. Un día, acompañado por su perrita Perla, tuvo la suerte de encontrar su primer "tesoro" escondido bajo tierra y así empezaron juntos su aventura con la trufa. Al principio se trataba de un pasatiempo, pero con el tiempo se convirtió en un trabajo, por lo que pronto necesitó la ayuda de otros "buscadores".

Llegaron entonces los primeros colaboradores, que trajeron nuevos clientes, y con ellos las primeras ferias en Italia, que lanzaron la empresa en el mercado nacional donde se dieron a conocer por ser una joven y ambiciosa empresa agrícola.


Gestión familiar

Tanto el hijo mayor como su hermana Irene se incorporan a la empresa con muchas ganas de dar a conocer su actividad y productos también en los mercados exteriores. Para ello se potencia la participación en ferias internacionales y en eventos como #PassioneItalia en Madrid.

Calidad y territorio

El objetivo de la empresas es llevar a la mesa de los clientes los productos más emblemáticos de un territorio, el del Umbria, caracterizado por la tradición y la calidad de su gastronomía.

Sus trufas son casi todas originarias de esta espléndida región del centro de Italia, lo que permite un mejor control del producto y la mejor garantía de su calidad.